Entrevista a Johan van Vroenhoven, colegiado de COPITI Cádiz.

alt¿Qué te animó a ser Ingeniero Técnico? 

Me animó la propia Ingenieria. Tenía claro que quería  estudiar una Ingenieria, y me gustaba la Industrial. Mi padre tambien es Ingeniero Industrial por la Universidad de Eindhoven (Paises Bajos), así que me lancé a Sevilla, a la Ingenieria Industrial. Cuando llevaba ahi tan solo tres meses, ya sabía que me había equivocado, porque queria menos años de teoria y más cosas practicas, asi que después de Navidad ya pedí el traslado a la Escuela Universitaria de Ingeniería Técnica Industrial de Cadiz. Con los laboratorios de Física y Química aprobados, inicié el siguiente curso escolar en la misma.

¿Qué balance haces de tus años en la profesión?

Ciertamente puedo afirmar que he dado en el clavo. El inicio fue en la ya inexistente Fábrica de San Carlos, en San Fernando. Era ya en aquella época una empresa en decadencia, y con mi trabajo no llenaba las horas, con lo que pasaba muchas horas en talleres y otras dependencias de la fábrica, observando y aprendiendo. De ahí me fui para hacer en un verano el Proyecto Fin de Carrera, y una vez en mi poder el titulo estuve en varias empresas, hasta que hace ahora 19 años comencé a PERITAR. Y aqui es donde precisamente he dado en el clavo, ya que disfruto con mi trabajo, cada día un problema distinto, con personas distintas, y en lugares distintos. Me he tropezado con mil situaciones, de las mas inverosimiles, las cuales gracias a mis conocimientos y capacidad de aprendizaje, he resuelto satisfactoriamente.

¿Qué opinión tienes sobre la labor del Colegio? 

Yo me colegié en el año 1991, y mi carnet me lo dieron en 1993, ya que los dos primeros años eran "de valvula". El Colegio en estos años ha cambiado como de la noche al dia. En aquella época el colegio era un módulo de oficinas, en donde solo iba muy de vez en cuando, cuando me surgía algún problema insolucionable o quería ver a Don Enrique Arozamena (q.e.p.d.) para consultarle algo. Al pasar a la nueva sede y con un equipo directivo rejuvenecido, hemos ganado en todo. Me siento muy respaldado por mi colegio, en donde  además de encontrar soluciones a mi formación y problemas, encuentro unas palabras amables y de aliento. Como anécdota, indicar que en las últimas elecciones a Decano celebradas en el antiguo Colegio, se le ocurrió a alguien proponerme como presidente de la mesa, y ahí estuve contando votos hasta la una de la mañana.


El pasado sabado 14 de junio algunos colegiados de COPITI Cádiz y compañeros de carrera se reunieron en la Sacristia del Restaurante Trafalgar, en Jerez de la Frontera para celebrar los 25 años desde el fin de carrera. "Habia compañeros de varias promociones y dos especialidades, Construccion de Maquinaria, y Estructuras e Instalaciones Industriales; pero todos "Mecanicos"", según nos detalla nuestro colegiado, Johan van Vroenhoven.

La idea nacio de Manolo del Valle, el cual se percato de los 25 años de profesion, contactado con varios de nosotros. La idea fue madurando y al final nos reunimos 19 compañeros de aquellos años de escuela. Unos terminaron antes, y otros despues, pero todos compañeros.

Almorzamos y tuvimos una sobremesa muy agradable, relatando recuerdos de La Escuela, y experiencias de la vida profesional. La vida nos ha quitado años, unos con mas canas y otros mas "redondos", pero todos mas sabios. Y hemos acordado repetir la experiencia cada seis meses, con el proposito de que por lo menos, entre asuntos laborales, familiares y de otra indole; nos veamos por lo menos una vez al año.

En la primera tenemos de izquierda a derecha : Mateo, Paelo, Pepe Bravo, Modesto, Rogelio, Manolo Marmol, Javi Pi, Johan (arriba), Jorge (debajo), Manolo del Valle, Javi El Pollo, Lias (arriba), Gonzalo (debajo), Eduardo Borme (arriba), Antonio Hierro (abajo), Rafael (arriba), Juanmi (debajo), Pepe Peinado, y Paco El Bola (eran nuestros nombres de diario en la Escuela, no habiendo relacionado ningun mote ofensivo).

alt

En la segunda, una serie de nosotros con una de las orlas.

 

alt

 

Gracias Johan van Vroenhoven por su post¡¡


Buenos días colegiados y profesionales vinculados a COPITI Cádiz. 

altHoy os damos la bienvenida a este nuevo espacio donde daremos a conocer una visión un poco más personal de nuestro Colegio con aportaciones de nuestro Decano y Colegiados a cuestiones de interés.

Aportaremos nuestra opinión sobre temas de actualidad que afectan o interesan a nuestro colectivo, así como noticias sobre vuestras funciones y esperamos vuestras sugerencias y noticias como colegiados y profesionales que podéis enviar al Departamento de Comunicación de COPITI Cádiz, a través del correo electrónico: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. 

Esperamos que, entre todos, hagamos de este espacio un punto de encuentro entre miembros del colectivo y se convierta en vuestra voz. 

Recordad que también nos podéis encontrar en Facebook, Twitter, y Línkedin. 

Bienvenid@s¡¡


Comenzamos nuestra ronda de entrevistas a colegiados miembros de COPITI Cádiz con Juan Carlos Pinto Pareja, colegiado e ingeniero de DP Ingeniería, que nos cuenta cuestiones muy interesantes de sus inicios, trayectoria y expectativas profesionales como ingeniero en la provincia. 

alt¿Por qué decidió ser Ingeniero Técnico Industrial?

La verdad es que no fue una elección de un momento dado, en el que yo dijera voy a ser ingenieros técnico industrial. Con 11 años, en sexto de la antigua EGB, recuerdo que el profesor decía hoy es el día del medio ambiente y hay que traer un dibujo, y yo ya llevaba un plano con un método para traer energía limpia directa desde el Sol a la Tierra. Igualmente nos pedía que leváramos un dibujo de nuestra casa y yo llevaba un plano de la casa hecho por mí… Mi padre tuvo un taller de carpintería y estructuras metálicas y siempre viví entre planos de naves y viviendas. Me atraía todo de ellos, la estructura, la instalación eléctrica, fontanería,…

Por eso  no hubo momento de elección, es algo que me atrajo de siempre. Yo solo tuve que preguntar al acabar el bachillerato, en qué carrera puedo aprender a diseñar yo una nave, y sus instalaciones, y calcular su estructura, y quiero diseñar las instalaciones de electricidad, agua, climatización, contra incendios, gas, etc., de los edificios… Y alguien me recomendó estudiar ingeniería técnica industrial en Cádiz. Ha sido una de las elecciones de las que estoy más orgulloso en mi vida, y que  me ha permitido desarrollarme como persona en el ámbito profesional, y no tan profesional.

¿En qué consiste su trabajo?

Mi trabajo es de lo más variopinto y enriquecedor al mismo tiempo que se pueda imaginar. A parte de las tareas antes mencionadas, hago informes y peritaciones para el juzgado, diseñado instalaciones de alumbrado público, instalaciones de urbanizaciones (electricidad en baja y media tensión, agua potable, alcantarillado, telecomunicaciones,…), implantado industrias en su totalidad, fichas técnicas reducidas de vehículos importados, certificación energética, adecuaciones de locales y naves para actividades, etc.

Cuéntenos un poco su trayectoria profesional.

Mi vida profesional comienza totalmente atípica. Lo usual es acabar la carrera con veintipocos y comenzar a trabajar inmediatamente o al cabo de poco tiempo. Yo, por el contrario, después de aprobar primero de carrera, y estando ya en segundo, por motivos personales, decidí dejar los estudios. Y con veintimuchos, estando ya casado y con una hija, Carla, que precisamente después de verano comenzará mis mismos estudios para ser una futura  ingeniera técnica industrial, decidí continuar los estudios. Trabajaba con mi padre en el taller y poco tiempo me quedaba para estudiar, y por supuesto, no podía acudir a clase, me apoyaba en apuntes de compañeros y libros. Así que tarde como 6 años más en acabar.

Cuando acabé ya tenía treinta y pocos años, estaba casado y con una hija. En ese momento me vinieron dos encargos  y decidí dejar el taller de mi padre y dar el salto para trabajar por mi cuenta como ingeniero técnico industrial. Mis primeros trabajos fueron la adecuación de una nave para una cerrajería y la adecuación de un local para un obrador de pan.

Recuerdo que a continuación ya no me salieron más trabajos y lo pasé muy mal durante unos meses en que no tenía ingresos  y pensé incluso en dejarlo y volver al taller. Pero finalmente, comenzaron a llegarme encargos de proyectos y pude seguir adelante. Desde entonces, todo ha sido estudiar y aprender más. Los conocimientos de la carrera son muy necesarios y muy genéricos por su amplitud, al mismo tiempo vivir proyectando implica conocer toda la normativa técnica que no cesa de cambiar continuamente, por lo que, por todo ello, a su vez, implica no dejar de estudiar nunca. Nunca me gustó especializarme y decir no al resto de trabajos, siempre me he esforzado en hacer bien todo tipo de trabajo.

Ello me ha dado una vida profesional rica y variada, he trabajado para personas humildes que precisaban una instalación en su negocio o casa para sobrevivir, y he hecho grandes obras para grandes empresas.

Tal es así, que actualmente, en estos años de vacas flacas,  vivo gracias a la renta de haberme sacrificado tanto anteriormente, en atender a todo el mundo y todo tipo de trabajos.

Amén de la situación económica, me encuentro en un momento profesional que me motiva y da esperanzas. Estoy realizando unos proyectos nuevos e interesantes para Dragados Offshore al mismo tiempo que continuo realizando proyectos de adecuación, básicamente.

Durante mi vida profesional comencé a trabajar allá por el año 1998 como autónomo. Sobre 2003, creé junto a dos socios de otras carreras profesionales una empresa de arquitectura e ingeniería, hasta finales de 2008. En 2010 creé DP INGENIERIA, SLP, una sociedad profesional que cuenta conmigo como único socio y administrador. Es una empresa humilde en la que no dudo en proyectar, diseñar, calcular, dibujar y encarpetar los proyectos, tal como se hacía en la escuela..

¿Cuáles son sus metas?

Mis metas, son muy humildes. Me gustaría seguir trabajando en esta profesión hasta jubilarme, haciendo lo que he hecho hasta ahora: una labor profesional y social muy importante. Estoy muy orgulloso del resultado de mi trabajo como ingeniero técnico industrial durante ya casi 20 años, y siento que voy poniendo mi granito de arena en esta sociedad conforme voy trabajando. Así que solo pido llegar a jubilarme, o no, feliz de haber hecho ingeniería como a mí me ha gustado, y que ello haya supuesto ese granito de arena necesario para nuestra sociedad.

¿Alguna recomendación o consejo para los futuros Ingenieros Técnicos de COPITI Cádiz?

A los nuevos ingenieros técnicos industriales de Cádiz les diría, prepárense todo lo que puedan, aprovechen el tiempo en que hay menos trabajo para prepararse más, y en cuanto tengan ocasión, hagan ingeniería si es lo que de verdad les gusta. No escriban nunca en un papel lo que les dicten sino de lo que crean realmente estar seguros, y dejen volar la imaginación...

Puede conocer más sobre DP Ingeniería en www.dpingenieria.es


Página 5 de 5

Secretaría Colegio

Horario Secretaría:

De Lunes a Jueves
de 8:00 a 18:00 horas
 
Viernes de 8:00 a 15:00 horas

 

© 2022 Colegio Oficial de Peritos e Ingenieros Técnicos Industriales de Cádiz | Plaza Asdrúbal, 16. 11008 Cádiz | NIF: Q1170001J | Tel: 956 25 72 75 | secretaria@ingenierosdecadiz.es